jueves, 28 de marzo de 2013

Reencuentro V

Mira mi mano
como una araña que avanza 
al abismo eterno de tus ojos. 
Una arañita tímida
que resopla su miedo
mientras recorre el eterno camino de tus brazos. 

Déjame tus labios,
que sean las puertas de sangre 
al mundo de mi inmortalidad,
no juegues... mira que soy sincero
y que mis ganas pueden nublar este mundo. 

Dame un beso, de esos que cierran infiernos
pues una luz tuya en desuso  
es un sol incendiado de cualquier Dios,
un beso que pague una vida
un beso que pierda su pudor
un beso sin pecado a este tu servidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario