domingo, 25 de noviembre de 2012

Reminiscencia

Me faltó humanidad para hacerte soñar, 
me acobardó el hecho de quererte a matar,
me perdí en el recuerdo de tus ojos de mar,
morí de pie a solas en medio de tu altar. 

A veces, tarde ya, creo volverte a encontrar
pero es sólo el resto de ganas que no supe abandonar,
siempre serás mi salvación, pero no serás mi andar
total mi amor... el tiempo de ti es atemporal. 

Me quedé de pie viéndome llorar 
me deje caer en el lago de la realidad
me cansó el juego ilustre de esperar
sentí que el tiempo, y algo más, siempre nos faltó. 

Caminando te olvidaré, caminando encontraré el amor que en ti no supe ganar
pero es sólo el despecho de que no me pudiste cuidar,
este sueño de semanas, este ser sin ser, este impulso de armas tomar
fue el ideario perfecto y la excusa malsana para volverte a amar. 

Me voy de pie esta vez con el corazón muerto y las rodillas limpias
me quedo fuera de tu desván y sin cuentos que cargar
me pierdo el entretiempo de tu soledad
me quedo conmigo y sin ti... aunque duela es la realidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario