martes, 24 de abril de 2012

Imágenes Inexistentes XIX

Los vírgenes caminos que nacen de tu cintura
y las pecaminosas lágrimas de tu vientre
son los vicios de este corazón loco. 


Las corolas que adornan tus alas carnales
y el cielo de tus brazos enroscados
son los lugares obligados de mi alma. 


El viejo motel en la cara de tus pestañas
y las camas de reina que ofrece tu espalda
son los actos de traición de mi ser a la razón. 


No seas cómplice de este escape
ni muchos menos espectadora de mi flujo,
mejor se artista de mi puesta en escena solar. 


Y ahora, cómplice y esclavo de tus cabellos,
veterano de mil y un batallas perdidas,
consejero principal de tus antojos,
arquitecto personal de tus intentos,
y culpable de tus desvelos rojos
es que te pido otra noche de amor inconcluso. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario