martes, 14 de febrero de 2012

Imagenes inexistentes II

Adornada de cielos, estrellas y vientos dulces
yaces encendida entre las sábanas de un nuevo día,
acaricidada por las tenues luces de un desvelo
que provee de días, soles y recuerdos a mi lecho;
espera un poco antes de partir
no dejes que las aves descubran que este no es
un cielo eterno,
procura perderte una vez más
que yo te encontraré con mis ojos llenos de pasión.

Caminas sobre nubes
y destierras el lodo,
eres tú el sincero lucero
de una noche cómplice de pensar
y un infinito recuerdo que acariciar;
permíteme ser el vuelo sobre tus hombros
déjame verte morir en mis brazos
para morir en otro día más.
Sé mi juego de amor
y deja de buscar días de mañana a traición.

Puntos de quiebre para tus manos al pie de mis ojos
y cientos de silencios rotos
en una noche simple y cansada de esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario