jueves, 26 de enero de 2012

DISPAROS CONTRA EL ESPEJO

Una luz apagada en el lecho de una tumba
con cientos de cristales de lágrimas vacías,
veloces escapes de hoteles
llenos de sangre y calculos matemáticos feroces.

Llagas crepusculares de amores cansados
y vuelos marcados por perdigones en celo,
oro que se derrite en las palmas de mis manos
mientras un sello de labios marca territorios blancos.

Peleas abandonas en el taburete de una vida
silencios vacíos que se destilan de una botella,
comentarios ajenos en burdeles de paso
y juegos animales en playas de odio remojado.

Sombras de cabellos de mujer en una pisada al atardecer
mientras hay lamentos de sueños cansados de perecer,
bailes de disfraces con entrada para desenmascarados
que juegan a ser felices con polvo en los zapatos.

Pendientes de luna y estrellas para pagar consuelos
y series de TV que espectoran nostálgias vacías,
ciudades de paso para morder pieles artificiales
con senderos de luto para historias normales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario