martes, 17 de enero de 2012

Confesionario

Una entrevista a la razón al pie de una cama
estrellas de pan de azúcar caen desde la sala
rigores de luna en historias de carton
pensamientos cobardes que escapan de su caparazón.

Destino cantado en serenata
palabras oscuras abandonadas al pasar
frascos ciegos de pasión que calan los huesos
perdidas de tiempo y caminatas de yeso.

Dudas subiendo en ascensor y sin puerta de salida
escamas de luna en mis ropas mojadas
ojos con luz apagada en el espejo de guardia
cientos de bares que absuelven de pecados veniales al alma.

Historias ajenas de mentir al portador
corazones abarrotados de razones y excusas
canciones de perdida y encuentro
besos de escape obligado con su luto bajo el brazo.

Realidades que envuelven con mantos de lana
pinturas rupestres en el baño de la casa
espejismos ilustres de caballeros ganadores
envidias que corroen huesos y hieles.

Fuegos apagados de improviso
conciertos de lúgubres intestinos que claman pan
ferias de misterio para olvidar
silencios irruptores en el salón de bailar.

Sensación dificilmente soportable
espacios amplios y mundanos llenos de lastre
pasados que estorban los abandonos
cielos de soledad para llegar a algún destino seguro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario