miércoles, 28 de diciembre de 2011

Perseverando

Una luz a media tarde que dibuja tu sonrisa
un fuego de antaño que muere de cansansio
el repentino asesino de sueños que sube la escalera
la tenue luz de tus ojos que se extingue
una historia que muere entre pistas y veredas de ciudades prestadas.

Un suspiro a contraluz y mucha lluvia
estrellas que suicidan sus vidas
un hada de luces negras para el festín
luces de artificio que eclipsan el sentir
un río de almas en pena de tanto amar.

La última parada del tren
el premio consuelo de la soledad
la vida pagada a destiempo
un sincero cambio de guardia
un adiós disfrazado de hasta luego sin caducar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario