martes, 1 de noviembre de 2011

Metáforas

Hoy no quiero el excedente de tus ganancias
ni las lágrimas de perlas de noches extraviadas,
no aspiro al cielo de cartón corrugado
ni al juego de cartas de tu corazón.
No quiero perderme en atardeceres de cine
y en botellas con corcho desgastado.

Hoy no me bastan las esperanzas ni las ganas
no es suficiente ni el comentario espontáneo de una carcajada,
imposible empezar a andar con piernas postizas
o con las notas aprobatorias de un aya
postrada en cama por un cancer de dormir.
No quiero convertirme en la sombra ajena
de una caricatura a medio coser.

Hoy no encontré las entrepierna del lado bueno de la vida
ni la cascada en donde desemboca tu cintura,
ausente de vivir estuvo el camaleón que espera esquinado en la penumbra
la vista amiga de la bruma que lo enamora.
No anduvo afinado el largo concierto de mi llanto
ni las cabalgatas frenéticas de mi pies
en pos de un golpe de vista de tu alma puber de querer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario