domingo, 30 de octubre de 2011

Tarde

Es demasiado tarde para la marcha atrás
para recoger los pedazos de nada
que tu huella dejó en mi placard.

Es un poco triste pensar en ti
y saberte tan extranjera
tan ajena como el el cielo lo es de una estrella.

Es demasiado tarde para dar marcha atrás
para sufrir reminiscencias de maniquís
y dar tiempo al viento en la esquina sin piedad.



Es demasiado tarde para dar marcha atrás
para volver sobre la senda del caminar
o por robar un poco de algo al mar.

No esperes compasión o similitud de mi
que lo tuviste todo el día que pudiste amar
pero elegiste el silencio y un poco de pensar.

Es demasiado tarde para andar
porque no hay en ti pista para aterrizar
y mucho menos de mi de lo que tengo aqui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario