viernes, 28 de octubre de 2011

Ojos

Dos son mis ojos, hechos de cartón
que arden felizmente con solo el crujir de dos sábanas,
dos son y arden al vaivén de una ola
cuando los recuerdos sucitan las memoria.

Dos son y gotean vida
cuando de ti cargan equipaje,
enarbolan margaritas y allanan placeres
desmienten el mito y hacen cuentos de goteras.

Dos son mis ojos de captor
o mejor decir de capturado,
sin recuerdos efervecentes
pero con mañanas de calendario y grabadoras.

Dos hay que te buscan como faroles londinenses
de esos que a pesar despejan niebla,
y no mueren de hambre ni de epidemias de realidad
porque nacen, crecen y mueren por ti.

Dos son mis ojos y son de cartón
así es mas fácil el crepitar,
dos son mi ojos y no tres
porque tres sería otra religion que seas tú,
dos son mis ojos
y cerrados esperan tu último beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario