viernes, 28 de octubre de 2011

Happy

Déjame las piernas, tal vez las necesite alguna otra vez
llevate la billetera, los juguetes y las ropas,
también el reloj del abuelo, las canicas de los sobrinos
los peines de los huéspedes,
llévate la pegamento, la morfina y las acuarelas
que la lluvia no es para ser pintada.
Sólo dejame las piernas, que tal vez alguién más las necesite.

Déjame también un silencio y un frenesí,
llevate los sueños,
que secos no valen de algo
buscate un camión mudanza
y larga de aqui tu compañía y tu espejismo
desinstala el ordenador y llevatelo con el café,
hasta el techo llevate, pues las estrellas son mejor consuelo que un techo vacio.

Dejáme solo lo pedido y tal vez una sonrisa,
dejame la cama, pero la de a dos
para llenar tu silueta
con los sueños humedos en mi almohada.
Escapa antes del alba, para volver a ser los desconocidos que siempre fuimos
los que tal vez se encuentren al voltear de una esquina
o en medio de una pelicula,
los que viven sin pensar ni juzgar
muchos menos planifican,
solo dame el viento que queda en tus labios
y dime adios, hasta mas luego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario