viernes, 30 de septiembre de 2011

Un buen punto de partida es el fin

Para reclamarte lo tan bien que me dijiste "amigos"
no necesito gritos ni lisonjas
solo un buen silencio y unas cuantas lágrimas.

Pero, a esta distancia, eres tan inocente
que creo que gritaré un poco más
así tal vez te de motivos para haber dicho no.

No quiero desencuentros, total nunca nos encontramos
pero sabes que te goteo en mis ojos
como el cielo a su tristeza.

Te busco en los rincones que se que no estarás
total la esperanza es tan ciega como el amor
y quien sabe, coincidencias ocurren al voltear la esquina.

Peor hubiera sido haber callado
pues ahora las palabras saldrian por los poros
entre los revolcones que de ti me doy con otras.

Y te enamoro entre mis quehaceres
frente al espejo con la pasta de dientes
y en cualquiero servicio postal.

La vida es asi mi amor, desencuentros y privaciones
y dijiste no y yo no pude decir no
solo decir "te espero", como tantas veces.

Si total el tiempo es tiempo y de algo tengo que morir,
si total no todo es felicidad
si total, a veces te quiero para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario