lunes, 26 de septiembre de 2011

COBARDÍA

Hoy no te dije lo que tantas veces he dicho
no supe articular lo que ya sabes y que tanto rechazas,
en este momento solo me queda el rencor del cobarde
y las ascuas del que pudo en su momento hacer.

Hoy como nunca callé
porque no encontré el momento o porque no vi esperanza,
pequé de valiente en admitir mi derrota
antes siquiera de perderte en batalla.

Hoy como siempre digo adios hasta el próximo encuentro
jurándome a mi mismo que el día siguiente será diferente,
pero mis piernas que aún tiemblan
me dicen que el circulo es vicioso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario