sábado, 13 de noviembre de 2010

XI

Y volveré a verte entre la noche
Arrinconada contra el espejo
Ausente de la mesa  y de la cama,
Caminando descalza.
Estas ahí, remendando el recuerdo
Construyendo una excusa
Jugando al no estar,
Destruyendo más que mi cabeza.
Pero nada repara el exceso de espacio
Todo cuenta y nada vale
Estas tanto tiempo lejos y tan marcada en la cama,
Que te  tengo tan solo para respirarte.

Y volveré a tenerte, desnuda de tiempo
Acariciando una a una las hebras de este corazón
Desolado de todo, buscando la nada
Creyendo firmemente que el hoy ya no importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario