lunes, 29 de noviembre de 2010

NUEVA ERA XIV


Digamos claramente que aquí no hay nada para ti
No eres dueña ni ama de lo que en mi aqueja
Este dolor, esta nostalgia no te pertenece
Aun cuando la causes.
Mis poemas tristes y adoradores de tu belleza no te pertenecen
No eres dueña de este mundo ni de esta muerte.

Te lo digo con total sinceridad
Aquí nada tiene tu nombre
Tal vez tu olor, tu recuerdo, tu vida… pero no tu nombre.
No eres ama y señora de las emociones que ahora gobiernan a este cuerpo,
No estas detallada entre los matorrales de mi mente
Por mas que hayan crecido por amor.

No eres dueña del cuerpo que no existe
Este ser no tiene dueño, porque no es ser
Es tal vez una extensión de un alma mayor,
La tuya con certeza,
No eres dueña de lo que hay
Pero si soy dueño de ti
Porque mis ansias son para ti y son por ti
Ahí soy amo y señor
Aunque no lo necesites ni lo entiendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario