viernes, 26 de noviembre de 2010

NUEVA ERA V

Dicen los sabios que duermen y viven de las calles
Que a las mujeres hay que tenerlas para que ellas nos tengan,
Que hay que buscarles el motivo y el entendimiento para no ser abandonados o despreciados,
Hay mujeres como bestias salvajes y las hay como mariposas… decían dicho sabios.
Pero la calle es calle. Burda, estática, desagradable… aunque sabia.

Pero también, agrego yo, hay mujeres como cristales
Bellos y muy rompibles,
Mujeres que escalan desde la memoria hasta el día a día.
Y yo aquí por estas calles solo vi una, que ahora no veo,
No la veo porque esta mujer no es de calle, es de cuento.
Pero los cuentos son hojas adornadas de vida que viven en algún lugar del mundo,
Pero ella es cuento y cuento las horas para verla
Aunque se que no la veré, porque es cuento.
Y yo soy solo burda realidad, como sabio de calle o vagabundo de carretera.
Digamos menos de lo que soy, porque faltará amplia hoja para ella
Y ella enarbolada entre las nubes que Dios le supo crear, solo mira las nubes… que son de ella,
Pero este caminante de calle, este ladrón de momentos
La ve allá a lo lejos y cree haberse enamorado
Cuando en realidad la esta adorando.
Pero magia es magia y cuento es cuento,
No será más que la última pagina de la historia de mis sueños…
Porque después de este consejo de calles será igual a ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario