viernes, 26 de noviembre de 2010

NUEVA ERA IV

Para que tus ojos me vean
He convertido mi carne en fuego,
Sembrando desconciertos en cada parada
Cosechando lágrimas en cada despedida.

Para estar aquí
He ignorado al destino,
Burlando los recuerdos ajenos
Caminando sin mas que mi ojos.

Para que me creas he vuelto del mundo ausente
Cambiando dagas por flores,
Esperando atardeceres eternos
Y lluvias de invierno.

Para poder verte he cambiado la mirada
He desechado la norma
Y abrazado la locura,
Aquella que hace de uno lo que el otro quiera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario