lunes, 11 de octubre de 2010

VI

Ahora puedo volver a verte, mas allá de lo que ya conocía de ti
te recordaba cunado te parecías al cielo y luego te volviste infierno;
ahora vuelves en puntas de pie y silenciosa
andando por las calles y por las palabras.

Has vuelto de aquel lugar oscuro que era mi memoria
y apareciste alumbrando el neón y las estrellas,
jugando a ser tú otra vez en mi vida
para seguir y proponer mas que destino o solo tal vez un latido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario