sábado, 16 de octubre de 2010

IX


Eres el sol que acaricia la calle gris,
las palabras en la acera y las gotas de lluvias sobre los autos.
la luz del farol tenue y lúgubre
la maravilla del simple vivir.

Eres una ciudad arbolada de edificios
una esquina, una banqueta,
refugios sobrios y caminatas eternas
el bien y el mal en la misma avenida.

Y cada paso con cada mirada
es tu voz la que restringe mi perdicion
tus manos cual sombrias estelas
dirigen mi ser a tus ruinas y leyendas.

Porque el sol aquí sale a media noche,
las rosas blancas adornan muros de detalle
las flores del mal son rubros de otra morada
eres el lugar tipico para la mejor noche inconclusa.

1 comentario: