domingo, 3 de octubre de 2010

IV

Me encuentro aqui pensando en que escribirte
para no parecer moteado, obtuso o melancólico,
me encuentro de aqui de pie frente a tu recuerdo
buscando el lugar perfecto para poner mis palabras.

Estoy en busca de la regla concreta y la forma perfecta
para demostrar mi cariño puro y sincero a tu persona,
esa demostración de afecto, mal pensada para muchos
es la sinceridad de un cariño fuera de pasión y de lujuria.

Es amistad en su mas pura forma,
para declamar al viento y al tiempo que eres mi amiga,
por en todo este ir y venir de vagas sombras
es la luz de tu mano la que orienta algunos de mis pasos.

Estoy en franca busqueda de las notas correctas
para decirte tantas cosas cursis y rosas
que no intervengan con la amistad
y que no den a esta relacion un aroma de romance,
porque la sinceridad de mi cariño
es solo la búsqueda de tu mano
porque el corazón mio aun sigue muriendo.

Se, mujer de arena y ola, que las palabras leídas
son dañinas, extranjeras y fuera de contexto
pero la norma del querer es solamente querer
sin moral y sin razón
y yo te quiero sin razón y con millones de motivos.

Belleza compleja, mujer adornada de corolas
las pasiones de tus ojos son motivos sin penumbras;
y el tiempo se arrastra por los rincones de la casa
y las palabras brillan por su ausencia de belleza.

Aprende buena amiga y eterno recuerdo
que hay riesgos que se corren por agradecimiento,
y estos versos que ahora malamente declamo
son mi riesgo de perderte y mis ganas de crearte algo
para recompensar mas que tu tiempo y tu espacio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario