viernes, 1 de octubre de 2010

I

Eres como la ultima gota de ron en la botella,
pero de ese ron altamente alcoholico,
y el alcoholico mira esa ultima gota.
Se encuentra extasiado y ausente
viendo esa ultima gota,
le rinde homanaje y pleitesia,
es la ultima gota.

Ese alcholico afanado y enamorado
del poto de la botella
observa detalladamente el vaiven de la gota
es tan valiosa, tan necesaria
sin ella morira, sin ella él desaparecerá.
Esta gota endemoniada se volvió indispensable.

Al final podria decir aquel alcoholico
"compro otra botella y punto",
pero no seria ya aquella gota
podria beber cientos de botellas
pero esa gota es esa gota,
se enamoró de la gota
eternamente.

Eres como la ultima gota de ron en la botella,
inacabable y adictiva
la mayor de las adicciones,
asi de alcoholizado de ti estoy,
estupidamente armonizado con tu existencia.
Para los momentos eternos
en los que la gota, gira eternamente en la existencia.

1 comentario:

  1. uhmmm miki como dije antes, dejame la ultima gota de ron,pero claro mismo adicto te la tomaste^^
    Bonitos lo poemas,lo xvre es q no eres barato apra escribir cosas romanticas...

    ResponderEliminar